Una de las películas más esperadas por el público por fin llegó a las salas mexicanas. Tras conquistar Cannes, Joker hace su aparición en la pantalla grande de todo el mundo y todos los espectadores nos preguntamos, ¿es tan buena como la crítica lo dice? 

A lo largo de los años, dentro de películas, caricaturas y cómics se ha demostrado que este es un personaje complejo, con una historia de origen desgarradora e incierta, y un perfil psicológico complicado, por lo que ha sido un reto para todos aquellos que lo han representado tanto en pantalla chica como en la pantalla grande, y la duda en la mente de muchos es si Joaquin Phoenix podría llenar el espacio que dejó Heath Ledger en The Dark Knight. 

Joaquin Phoenix Smile GIF - Find & Share on GIPHY

Este nuevo filme nos sorprende, comenzando por tener un director, Todd Phillips, conocido por realizar películas de comedia y un actor principal conocido por papeles complejos pero hasta cierto punto románticos.

Phoenix logra convertir a este personaje en una persona que incomoda a través de la pantalla con una actuación fascinante y digna de un Oscar.

Joker comienza lento, dejando que la fotografía y la increíble actuación de Phoenix nos vaya llevando por sí solo mientras nos narra la historia de Arthur Fleck, un aspirante a comediante que trabaja como payaso. 

Desde los primeros minutos, Phillips nos muestra una Ciudad Gótica en decadencia, ahogada en crimen, corrupción y crisis económica, creando el escenario perfecto para el nacimiento de un villano.

La película va contando la evolución de un personaje perdido, olvidado por la sociedad y con poca esperanza en sí mismo y el futuro, incluso considerándose como alguien sin importancia en el mundo que, tras diversos sucesos, se deja seducir por la locura y comienza a crear un personaje impredecible cuyas decisiones te tienen en el filo del asiento.

La historia toma un giro cuando el personaje principal decide asumir su naturaleza que por muchos años reprimió, al hacerlo tiene un cambio radical que se refleja en su forma de actuar e incluso su vestimenta; Arthur tiene una transformación completa y logramos verlo convertirse en el rey del crimen que todos conocemos.

A pesar de que ninguno de los otros personajes logra opacar la brillante actuación de Phoenix como Arthur, tiene un cast maravilloso que apoya a la historia de diversas maneras, moviendo al personaje principal mientras prestan actuaciones satisfactorias junto a la estrella.

Este filme termina siendo una directa crítica a la sociedad y a las grandes ciudades indiferentes que constantemente olvidan a sus ciudadanos necesitados, dejando en claro que los motivos de asesinar o violentar a otras personas de este villano es la indiferencia de la sociedad. 

Joaquin Phoenix en conjunto con Todd Phillips nos traen a un Joker complejo, recalcando su lado humano, convirtiéndolo en un personaje con el que es fácilmente identificarse y simpatizar pero sin pedirnos que perdonemos sus elecciones.

Joker es una película de la cual todos conocemos el final, pero es la historia lo que nos sorprende.

La fotografía, el escore, el soundtrack, el guión y la dirección crean algo diferente a todo lo que conocemos, y es aterrador, emocionante y conmovedor. Sin lugar a dudas podemos decir que no existe una película como esta dentro del género y al igual que The Dark Knight, Joker deja de ser sólo una película de superhéroes o villanos, convirtiéndose en una obra de arte cruda que despierta conflictos internos en el espectador.