La ciencia “rompe corazones” al decir una verdad: el amor no es una emoción.

Un nuevo estudio revela que eso que pensamos que es un “sentimiento” es, basicamente, una necesidad corporal como comer o tener sed.

 

Recomendamos:

Razones científicas para amarte a ti mismo

Las mujeres prefieren dormir que hacer el amor

La fase del enamoramiento tiene una duración de tres años