Estamos seguras que odias los granitos que provocan los rastrillos y aparte la comezón que da es un infierno, ¡aquí te decimos qué hacer para evitar estas imperfecciones! 1. Evita la