Ya sea por trabajo, ejercicio, estrés o una noche de fiesta, perdemos energía y por tal motivo nuestro cuerpo no responde bien a las múltiples tareas cotidianas que tenemos que