La ciencia por fin descifró la forma en que los perros entienden lo que hablamos los humanos. Y gracias a este estudio, que analizó la actividad cerebral de estos animales,