Muchas personas piensan que entre más cosas tengan, más felices serán. Para el minimalismo eso es más que incorrecto, ya que no se trata de la cantidad, sino del valor