Sigue estos trucos y saca a la chica buena que llevas dentro y obvio a la mala también, jueguen y siéntanse completos el uno del otro.

1. Un baño hot.

Dulce: Elige un jabón de baño que huela muy bien y úsalo para darle un sexy masaje, funciona como lubricante también. Tu tacto y el aroma lo harán muy feliz.

Travieso: Usa el chorro de la regadera para darte placer a ti misma y enseñarle cómo lo haces cuando él no está contigo.

2. La experiencia oral.

Dulce: Dibuja un camino de besos desde su mandíbula hasta el inicio de sus boxers. Luego usa la punta de tu lengua para llegar a su miembro.

Travieso: Dale un BJ de chica mala. Usa un labial con mentol y descubre la sensación refrescante que dejarán tus labios donde lo toques.

3. Abriendo regalos de aniversario o cumpleaños.

Dulce: Vístete con la ropa que más le guste a él de tu clóset. Deja que te quite todo, prenda por prenda pero asegúrate que cuando llegue al final, encuentre una linda sorpresa en sexy lingerie.

Traviesa: Deja que te vea en tu bra y panties más sexys, luego haz que se dé la vuelta y cuando lo haga, amarra sus manos y tapa sus ojos con tu ropa interior.

4. Comiendo juntos.

Dulce: Tapa sus ojos con una bufanda y dale a probar bocados deliciosos con tu boca, al final hazlo adivinar qué está probando.

Travieso: Toma un traguito frío y regálale algunos besos en sus pezones. La sensación le fascinará.

5. Solo un beso.

Dulce: Pongan una película y dile que sólo puede llegar a primera base. Será divertido verlo tratar de convencerte de llegar más lejos y te hará querer más a ti también.

Travieso: Cuando te bese, juega con su lengua pero cuando esté listo para retirarla toma la punta con tus labios y succiona como harías en un BJ. Será un preview de lo que pasará después.