La contaminación del agua ha sido un problema cada vez mayor desde el crecimiento de la industria en el siglo pasado. La existencia de microrganismos, metales, o sedimentos son los que hacen que el agua se considere contaminada, y estos pueden encontrarse en ella por muchas razones, pero principalmente por químicos que llegan a caer en ríos, lagos, y océanos.

El agua es el líquido más importante para la vida, por lo que resulta crucial cuidarla. Exigir a todas las industrias que la cuiden es una forma de apoyar, pero lo más importante es asegurarse que el agua que llegue a casa se encuentre limpia y pura para beber. Al encontrarse en la naturaleza, el agua contiene microrganismos que son muy buenos para el consumo humano, sin embargo, en su paso por ríos, tuberías y sistemas de transporte de agua, puede recolectar otros que pueden ser dañinos y causar enfermedades.

Además de lo que puede recolectar a su paso, también el agua estancada puede fomentar el crecimiento de hongos y algas. Por esa razón resulta fundamental el lavado de cisternas y tinacos, ya que es en ellos donde se almacena el agua limpia en casa. Algunos tinacos cuentan con un filtro que ayuda a que el agua entre a casa lo más limpia posible, sin embargo, al mantenerse almacenada pueden crecer organismos que sean causa de enfermedades gastrointestinales. Este tipo de enfermedades se pueden evitar con simples acciones que son fáciles de realizar.

La mejor solución para el lavado de cisternas y tinacos

Si en general se siente que se enferman seguido en casa, lavar el tinaco o cisterna descartaría enfermedades gastrointestinales por agua contaminada. La COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) recomienda que se laven los tinacos y cisternas cada seis meses, por lo que se debe programar las fechas para hacerlo.

Plomerisimo.com es la mejor opción para el lavado de cisternas y tinacos. En su página se pueden contratar servicios de instalación y limpieza de tinacos y cisternas, cotizando y programando la visita en línea. Los técnicos que realizan la limpieza y mantenimiento, así como la instalación, se encuentran respaldados por Rotoplas.

De acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), la diarrea es la principal enfermedad que es causada por el agua contaminada, ya sea por estancamiento o por presencia de sustancias dañinas. Aunque tiene muchas causas, se puede descartar que sea por esta misma al lavar el tinaco cada seis meses. Algunas otras enfermedades son shigelosis y salmonelosis. Aunque la diarrea es tratable y no es común que cause la muerte, otras como el cólera o E. coli, pueden ser fatales.

Estas enfermedades se pueden evitar con una adecuada higiene personal y una alimentación balanceada, pero sobre todo asegurando el consumo de agua purificada y lo más limpia posible. Un mantenimiento frecuente al tinaco en casa es parte de esta higiene y se requiere para mantener limpia el agua almacenada. Mantener las manos limpias y lavar correctamente los alimentos son sólo algunas de los hábitos con los que se puede completar el cuidado personal para conservarse siempre sano.

También es importante considerar cambiar el tinaco para evitar enfermedades gastrointestinales, sobre todo si es de asbesto. Este tipo de tinacos son muy viejos y es un material que hoy en día se sabe que puede causar cáncer. La exposición al asbesto también puede causar asbestosis, que es una enfermedad que afecta a los pulmones y dificulta la respiración. Plomerisimo.com también cuenta con servicios de instalación de tinacos para poder cambiar por uno nuevo que no tenga estos riesgos.