El chocolate es de los alimentos más satanizados que hay… pero también de los más amados. Y hay una nueva etiqueta que se le puede atribuir al llamado “alimento de los dioses” y esa es que es saludable.

Y es que consumir su versión más pura, el chocolate amargo o negro, ayuda  a reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y de desarrollar problemas cardíacos, disminuye la cantidad de colesterol malo en el organismo y los flavonoides que contiene son extraordinarios antioxidantes para proteger la piel, de acuerdo a una investigación dada a conocer por European Journal of Clinical Nutrition.

Y un meta-análisis sobre dos estudios elaborados por investigadores de las universidades de Exeter y de Brighton, en Reino Unido, determinó que al combinar este alimento con vino tinto –así como con uvas rojas y arándanos– crea una fórmula “mágica” que previene del envejecimiento celular.

Cuando el ser humano envejece es más difícil que sus células puedan repararse a sí mismas, pero los expertos aseguraron que el vino tinto y el chocolate del tipo mencionado contienen sustancias químicas que ayudan a que células viejas puedan rejuvenecer para que se comporten como células jóvenes.

El secreto está en los telómeros (los extremos de los cromosomas que tienen la función de estabilizar la estructura de los mismos, así como la de dividir las células).

Los autores del estudio revelaron que tras el tratamiento, las células más viejas comenzaron a dividirse y tenían telómeros más largos, los cuales se van acortando a medida que el cuerpo envejece.

La investigación reveló que los genes llamados factores de empalme se desactivan con el paso de los años y el compuesto vegetal llamado resveratrol –presente en el chocolate, el vino, las uvas rojas y los frutos rojos– es el que se encarga de que las células se comporten como más jóvenes.

“Cuando vi que algunas de las células del plato de cultivo se rejuvenecían, no podía creerlo. Estas viejas células parecían jóvenes. Fue como magia”, declaró la Dra. Eva Latorre, quien es investigadora de la Universidad de Exeter.

Los hallazgos publicados en la revista científica BMJ Cell Biology son “un primer paso para tratar de hacer que las personas vivan vidas normales, pero con salud para toda la vida”, dijo Lorna Harries, profesora de genética molecular en la Universidad de Exeter y quien lideró esta investigación, “nuestros datos sugieren que el uso de productos químicos para devolver el estado a los genes que se apagan a medida que envejecemos, podría proporcionar un medio para restaurar la función a las células viejas”.

“Repetí los experimentos varias veces y en cada caso las células se rejuvenecieron. Estoy muy entusiasmada con las implicaciones y el potencial de esta investigación”, dijo Harries.

Y UN POCO DE QUESO

Para completar el banquete “de canapés” saludables, está también el queso. Según expertos de la Universidad de Bergen, el Cheddar, el Parmesano, el Gruyere y el Emmental son ideales para las personas que no toleran la lactosa.

Y es que el queso tiene alto contenido de proteína y favorece la digestión. A su vez, contiene calcio y vitamina D y es un fuerte aliado para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.

También ayuda a prevenir las caries y el fósforo que contiene combaten el ácido que se genera por las bacterias después de comer.

Además, investigadores de la Penn State University determinaron que comer queso diariamente tiene un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular. Esto debido a que las proteínas en la leche y la grasa que contienen los lácteos ayudan a que aumente el flujo sanguíneo en el cuerpo.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista científica Nature Medicine señaló que compuestos dentro de las variedades de quesos añejas como el Parmesano disminuyen el riesgo de insuficiencia cardíaca.

El yodo que contiene el queso es sumamente benévolo con el metabolismo, regula los niveles de energía del organismo y mejora el funcionamiento de las células.

PARA COMPLEMENTAR

El queso aporta sabor y nutrición, procura que sean los siguientes tipos:

>> Gruyere

>> Parmesano

>> Emmental

>> Cheddar