Karen Vanesa Velázquez Ruíz, quien actualmente forma parte del Escuadrón 502, se convertirá en la primera mujer piloto de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) en pilotear un Avión Boeing 737. Curiosamente el 10 de Febrero fecha en que se celebra la creación de la Fuerza Aérea Mexicana, también es cumpleaños de Karen Vanesa.

Dentro de las principales funciones que tiene encomendadas este escuadrón de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) es sin duda la aplicación del Plan DN-III-E, de apoyo a la población civil en casos de desastres naturales en cualquier punto del territorio Nacional, trasladando también ayuda humanitaria

 

“Durante un desfile militar del 16 de septiembre fui cuando decidí ser piloto aviador militar le estoy hablando cuando era niña, se lo comente a mis papás, y siempre me apoyaron, y hasta la fecha me siguen apoyando, entonces es un proceso en el que he tenido bastante apoyo de mi familia”.

 

Karen, destacó que una vez que concluyó sus estudios de nivel bachillerato, ingresó al Colegio del Aire en Zapopan, Jalisco, al principio, había escepticismo porque estaría lejos de su familia, sin embargo las ganas y su entusiasmo por surcar los cielos de México la llevaron a lograr su objetivo. Para graduarse, tuvo que cumplir con el adiestramiento militar y la capacitación necesaria para ser piloto, además de completar el número de horas vuelo requerido.

 

“Dentro de la Fuerza Aérea Mexicana, soy la primera mujer que voy a pilotear los aviones 737, aunque en las aerolíneas comerciales hay muchas mujeres piloteando este tipo de aeronaves”.

 

Antes de dar este salto al escuadrón 502, para pilotear aviones de gran envergadura, la joven teniente, fue también la primera mujer en pilotear los aviones supersónicos F5

”Este avión –F5- es el único avión de combate en México, requiere un adiestramiento especial, al igual que el resto de las aeronaves, pero pues con la práctica se va desarrollando la habilidad y la capacidad de poder pilotearlo”.

 

Entrevistada en el Hangar del Escuadrón 502, ubicado en la Base Aérea de Santa Lucía, en Tecámac, Estado de México, la piloto Velázquez, reveló cuál es el sentimiento una vez que ha emprendido el vuelo en estos pájaros de acero.

 

“Volar, se siente una gran satisfacción para todos los sentidos, hablando para la vista principalmente, es una sensación única que difícilmente puedes adquirir, con otra actividad en tierra, pero así mismo nunca pierdes de vista el objetivo… Para mí es un orgullo una satisfacción, el poder pertenecer y celebrar un aniversario más de la Fuerza Aérea Mexicana, me siento contenta porque al mismo tiempo cumplo años, entonces para mi es algo, muy significativo el hecho de poder celebrar estos dos grandes hechos en mi vida”.

 

Sabe y reconoce que hay muchas mujeres indecisas para ser piloto aviador y para ingresar ya sea al Ejército o a la Fuerza Aérea Mexicanos, por lo que aprovecho para dejar un mensaje.

 

“Yo invitaría a todas las mujeres mexicanas, si tienen el objetivo de ingresar a la Fuerza Aérea Mexicana, o al Ejército mexicano, trabajen, para obtener lo que quieren, todos los sueños son posibles, simplemente se necesita constancia, disciplina y las ganas de hacer las cosas entonces yo sé que es posible y mucho ánimo y empeño a lo que hagan”.