El amor propio es querer lo mejor para nosotras/os, es un trabajo interno y externo, es un equilibrio entre como nos sentimos , pensamos y actuamos. El amor propio no es un tema principal en la familia o en nuestra infancia. El amor propio no es un tema principal en la familia o en nuestra infancia. Es algo que no nos enseñan desde pequeños y durante nuestra vida.

Al amor propio no se le da el valor real que tiene. No podemos dar ni ofrecer algo que  no tenemos, es decir que no podemos dar amor a otra persona ni tampoco esperar amor de otros si nosotros no nos queremos. No podemos recibir lo que no damos, por eso date mucho amor. Todo es reciproco.

Si decimos que hemos entregado amor  y no lo hemos recibido a cambio,es por que hemos entregado con expectativas o por que no nos amamos lo suficiente. Por que alguien que se ama sabe a quien amar y en quien invertir.

 

ACEPTATE TAL CUÁL ERES

El amor propio es cumplirnos cuando nos prometemos algo, es hacer realidad lo que queremos para nuestra vida, cumplir con nuestros sueños, es hacer realidad la vida que queremos, es estar rodeada de personas que nos hacen bien, es decir NO cuando no queremos hacer algo, cuando podemos, cuando no queremos ir a un lugar. Etc.

No importa lo que otros digan o piensen, lo importante es cómo nos sentimos nosotros y si nos sentimos tranquilos con esos y es algo que deseamos, está bien.

PONER LIMITES

Es no tener relaciones tóxicas o estar cerca de personas tóxicas, es auto cuidado, tanto interno como externo. El amor propio abarca todo en general. Es querernos, amarnos, cumplir lo que decimos, es auto respeto y también reconocer nuestro valor.

Cuando decimos NO, realmente estamos ganando, ganando poder interno, confianza. Cambia como nos sentimos, cambia viejas creencias, viejos patrones y comportamientos y ganamos bienestar mental y emocional.

VALORARTE

No recibimos algo que no damos, esto quiere decir, si no nos da amor amor créeme que no vas a recibir eso, por eso date mucho amor para que recibas mucho amor. Valora eso que tienes y otros no.

No le entregamos el amor a cualquier persona porque sabemos cuánto valemos y no nos conformamos con cualquier cosa. Para que otros te reconozcan debes de reconocer tú primero. Reconócete y date cuenta de tu valor para que otros lo puedan hacer.