El “pin parental” busca que padres de familia en Nuevo León decidan el tipo de educación que quieren para sus hijos, incluyendo temas de género, sexualidad y reproducción. Estará en sus manos el tipo de educación sexual que desean para sus hijos.

Inicialmente, el Congreso local decidiría este martes si se aprueba la propuesta o no, pero los legisladores decidieron posponer la votación al “pin parental” para este viernes.

Mientras tanto, en redes sociales se han unido en un movimiento en contra de la iniciativa con el #NoAlPinParental. Diversos usuarios muestran posturas en dónde alegan que el acceso a la educación sexual integral es un derecho enmarcado en el Art. 3 de la Constitución Mexicana.

La propuesta fue presentada en enero por el diputado de Partido Encuentro Social, Juan Carlos Leal. En ella se propone que los padres de familia decidan sobre sus hijos, el recibimiento de educación sexual. 

El Grupo Estatal para la prevención del embarazo adolescente informó que Nuevo León ocupa el cuarto lugar a nivel nacional de embarazos en jóvenes menores de 20 años, según cifras de 2017.

Además, en la encuesta sobre Discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) del 2018, 6 de cada 10 personas de la comunidad LGBTTIQA+ fueron víctimas de alguna exclusión durante 2017.