Este tema puede ser un poco delicado para muchas personas, puesto que con las redes sociales las imágenes de los menores pueden estar al alcance de cualquiera.

Las redes sociales han sido utilizadas para compartir videos y fotografías del día a día; sin embargo, al ser expuestas podrían correr riesgo de ser difundidas indebidamente.

La Protección del Menor de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, asegura que en Internet existe una excesiva cantidad de contenido que satisface la creciente demanda de pederastas por material pornogradico.

Por ello piden a los padres de familia que dejen de compartir imágenes de sus hijos y alertó del peligro de que los menores no respeten las edades legales para el uso de redes sociales.