REDACCIÓN WEB

Los niños que presentan algún grado de tartamudez deben tomar terapia del lenguaje a partir de los 5 años de edad, afirmó Elizabeth González Flores, fonoaudióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco.

Aclaró que antes de esta edad la tartamudez puede considerarse parte del proceso de aprendizaje del lenguaje, pues un niño de dos años cuenta con un vocabulario de hasta 200 palabras, pero en su cerebro comprende y procesa más.

El niño puede llegar a enredarse al hablar, debido a su deseo y ansiedad por expresar muchas cosas, que aún no ha logrado articular adecuadamente en el lenguaje.

La tartamudez es entendida como una alteración en articulación del lenguaje caracterizada por interrupciones a modo de espasmos acompañada por tensión muscular en cara y cuello y por cuadros de ansiedad y estrés.

González Flores destacó que si el niño persiste con esta anomalía llegado a la edad preescolar es importante que los padres busquen ayuda profesional para determinar la causa o etiología de este trastorno del lenguaje.

Es necesario determinar si ante la presencia de los padres, el niño actúa diferente, o si no expresa el lenguaje de forma adecuada por alguna situación afectiva o de tipo emocional que conlleve a una inseguridad o baja autoestima en el infante.

La especialista puntualizó que la tartamudez es multifactorial, y además de factores psicológicos que pueden derivarse también de estrés o temores, puede ser producto de alguna afectación en el sistema cerebral por lo que los pacientes deben ser valorados por especialistas neurólogos.

GG