Sabemos que cada niño es diferente y algunos logran dejar el pañal antes del año y medio, pero para algunos el proceso de que los niños dejen esta práctica puede tardar más tiempo, y si crees que ya está listo para este cambio importante en su vida, te traemos el método llamada Fellom, donde te ayudará a que el pequeño deje el pañal en sólo tres días.

Para este método es necesario tu tiempo, constancia y dedicación. Y esto no quiere decir que tu hijo va a utilizar a la perfección la bacinica y que no ocurrirán accidentes.

Primer día.

Primero hay que quitarle el pañal a tu hijo y debes traerlo desnudo de la cintura para abajo, observándolo contantemente, en cuanto veas que necesita orinar lo llevas a la bacinica, la idea primordial es que el pequeño tenga ganas de orinar de manera frecuente, por lo que es necesario darle mucha agua, paletas de hielo y todo tipo de líquido que lo haga ir al baño.

Es importante que tu hijo se sienta cómodo con esta nueva tarea para él, por lo que es necesario que se le enseñe bien a usar la bacinica, como debe de vaciarla y lavarse las manos.

En caso de que haya un accidente el gritar y regañar no ayudará de nada, hay que indicarle con autoridad dónde debe de hacer sus necesidades, así como celebrar cada vez que tu hijo logre llegar al orinal a tiempo.

Segundo día.

Debes de seguir con las mismas indicaciones que el día anterior, la gran diferencia es que irán a la calle por una hora, con pantalones sueltos y sin pañal, pero antes de salir haz que tu hijo utilice el baño, esto lo ayudará a asociar el uso del inodoro antes de salir de casa y se hará una buena costumbre.

La meta de este día es volver a casa sin ningún accidente, sí lo logra, felicítalo con mucho entusiasmo y dile lo orgullosa que estás de él. Pero por si ocurre lo contrario lleva ropa de repuesto,

Tercer día.

Seguimos haciendo lo del día uno que es traer a nuestro hijo con las “pompas al aire” mientras estamos en casa. La tarea para el día de hoy es salir de casa una hora por la mañana y otra hora por la tarde, igual que en el día dos, antes de salir el pequeño debe de ir a la bacinica así entenderá que la orina va en ella.

Durante los siguientes tres meses, que tu pequeño siga sin pantalones en la casa y cuando salgan a la calle ponle pantalones holgados para que sea más sencillo para él quitárselos, y hay que enseñarlos también a bajar y subir los pantalones, puede usar el pañal entrenador durante la noche.

Si este método no te resulta, lo que tienes que hacer es respetar su tiempo, evitando los regaños y las presiones, recuerda que cada niño es diferente y no existe una manera correcta de quitar el pañal a nuestros hijos.