Luke Hobbs (Dwayne “The Rock” Johnson) y Deckard Shaw (Jason Statham) se olvidan de su añeja “rivalidad” para trabajar en equipo y salvar a la humanidad en “Rápidos y furiosos: Hobbs & Shaw”, el filme derivado (“spin-off”) de la taquillera saga “Fast & Furious” que, bajo la dirección de David Leitch, llegará este viernes a la cartelera de nuestro país.
De acuerdo con la historia de “Rápido y Furioso”, Hobbs es un agente leal del Servicio de Seguridad del Cuerpo Diplomático de EU, mientras que Shaw es un prófugo de la justicia que busca vengar la muerte de su hermano y que se gana la vida como mercenario gracias al entrenamiento que recibió en el Cuerpo de élite del Ejército británico. Sobra decir que Hobbs y Shaw son enemigos a muerte, pero tendrán que hacer una pausa cuando entiendan que en sus manos está el destino de millones de personas.
Ahora, el objetivo de ambos será impedir que Brixton (Idris Elba) —un tipo más malo y rudo que ellos, y que se considera a sí mismo “el Superman negro”)— accione una peligrosa y mortal arma biológica que pondrá en riesgo al mundo. Sin embargo, en el camino esta pareja dispareja desconfiarán uno del otro; incluso, estarán insultándose y peleando a la menor provocación, arriesgando su misión.
Con un guion de Chris Morgan (“Fast & Furious 8”) y también con las actuaciones de Vanessa Kirby, Idris Elba, Stephanie Vogt, Eddie Marsan, Helen Mirren y la mexicana Eiza González, la cinta de acción “Hobbs & Shaw” cuenta con la dirección de David Leitich.
El rodaje principal inició en Londres, el 10 de septiembre del año pasado, y un mes después la producción se trasladó a Glasgow, Escocia, para terminar en la Estación de Energía de Eggborough, en Yorkshire.
Dwayne Johnson “La Roca” ha dicho que el filme destaca la importancia de la amistad, de unir fuerzas bajo un bien común. No obstante las fastuosas escenas de acción, destacó, la historia conlleva un mensaje importante de analizar.
En el plano personal, a su personaje se le retrata como alguien que se separó de su familia desde hace 20 años y cuyo tema prefiere olvidar. Sin embargo, su hija Samantha (Eliana Sua) tiene curiosidad por saber de él, así que Hobbs hará un viaje a sus orígenes para hacer las paces con su pasado, que también incluye a sus hermanos y su madre Sefina (Lori Pelenise).
Uno de los momentos de mayor impacto en la película sucede cuando el personaje de “La Roca” retiene un helicóptero de transporte del Ejército americano, mientras está sujeto con un brazo a un camión. “Eso es lo grande de esta película, y nos sorprende cada vez más. Para mí, esta es una de las mejores cintas de acción que se pueden hacer en el cine moderno en nuestro siglo”, señaló el actor y ex luchador profesional. (Con información de Notimex)
NO SALDRÁ KEANU
Se especuló de que el actor Keanu Reeves saldría en esta película en una especie de cameo —al que se le daría continuidad en una próxima entrega—, pero no es así. El director David Leitch explicó que habló con Keanu, pero no llegaron a un acuerdo, porque no era el momento adecuado para ambos. Fue una cuestión de calendarios, dijo, pero deja abierta la posibilidad de trabajar juntos en un futuro.
3 ESCENAS
3 escenas postcréditos que marcan el futuro de la franquicia tiene “Hobbs & Shaw”, así que no te vayas de la sala hasta el final.
PRESENCIA MEXICANA
Si bien es mínima la participación de la actriz y modelo mexicana Eiza González —en el papel de Madame M—, ésta resulta muy importante en la trama, porque es ella quien aporta las herramientas necesarias para que los antihéroes lleven a cabo sus hazañas.  con éxito.