Las rede sociales pueden ser una causa severa para muchas personas, empezando por las inseguridades que nos sacan. El mundo de las redes sociales siempre nos mostrara el lado “perfecto” de la personas, aunque muchas veces no sea así, y es que precisamente de eso trata el mundo virtual, de mostrar solo una pequeña parte de la vida de todos.

¿Cómo puedo lidiar con eso?

1. Debes comprender que las redes sociales solo muestran una pequeña parte de la vida de los demás, no todo es perfecto. Es hermoso ver las publicaciones de una vida perfecta, pero no te dejes engañar a veces la gente aparenta cosas que no son ciertas.

2. Muchas de las veces las inseguridades que sacan las redes sociales, son esas fotos perfectas, de cuerpos perfectos en mujeres y hombres. Y eso nos genera la inseguridad de no ser iguales o no tener la misma “complexión”. Recuerda que cada persona es diferente y todos somos únicos bellos por dentro y fuera.

3. Cierra tus redes sociales. Si por algún motivo esto te genera mucha incertidumbre, ya no dejes que lo haga cierra temporalmente las redes sociales si es que así lo deseas, y date un tiempo para reflexionar sobre lo que te hace sentir mal.

 

4.Sigue cuentas que te aporten vibra positiva. El mejor consejo que te puedo dar es que definitivamente sigas a personas que cuando veas sus contenido no te generen ningún tipo de inseguridad o envidia. Haz esa limpia de personas que realmente te gusta seguir y ver su contenido.

5. Deja el celular. Yo se que todos estamos siempre con el celular en las manos, pero te recomiendo que hagas un ejercicio, no habrás tus redes sociales por una semana y dedícate a cumplir metas que dejaste atrás, lee ese libro que dejaste en el abandono, haz ejercicio, ve una película, vaya dedícate tiempo a ti exclusivamente, incluso dejar de contestar mensajes. El punto es no sentir esa necesidad de estar constantemente navegando en las redes sociales, que te generen estrés o alguna frustración.

6. Trabaja tus inseguridades. Es comprensible que todos tengamos inseguridades, pero podemos trabar duro en ellas y sacarles provecho, recuerda que nada es imposible, aprende a transformarte y ver tus cualidades. Respira y agradece cada parte de ti.

Y recuerda: “Aprende a invertir tu tiempo y en ti”