Gracias a un estudio de la Universidad de Toronto, se descubrió que la música va más allá de entretenernos y generarnos placer, al descubrir la incidencia directa que tiene en el desarrollo cognitivo y cerebral de los niños.

 

Recomendamos:

¿Una llamada de mamá puede calmarte los nervios?

Las basura espacial se convierte en música

La ciencia dice que viajar te hace más inteligente