¿Buscas otra técnica de belleza que te ayude a eliminar la celulitis y las estrías? El cepillado en seco se ha vuelto nuestra nueva adicción y queremos platicarte de qué se trata y cómo implementarla en tu rutina de belleza.

El cepillado en seco tiene muchísimos beneficios sobre la piel, pero no solo eso, también ayudará a tu circulación y muchos más beneficios. El cepillado en seco no es una técnica nueva de belleza, sin embargo, cada vez somos más mujeres las que le damos una oportunidad a nuevas técnicas que nos ayudan a lucir una piel tersa.

¿Cuáles son los beneficios del cepillado en seco?

Los principales beneficios del cepillado en seco son que ayudan a exfoliar la primer capa de la piel dejándola libre de toxinas, elimina las células muertas, y estimula la circulación para que se regenere. Entre los principales beneficios del cepillado en seco está ayudar a eliminar la grasa acumulada disminuyendo la celulitis, mejorando la circulación, evitando las várices y estrías. Extra: también ayuda a la digestión.

Es una técnica bastante sencilla y rápida que consiste en cepillar tu cuerpo antes de bañarte con un cepillo de cerdas naturales. Checa cómo hacerlo paso a paso para evitar lastimarte y realmente ver los beneficios.

 

Cómo hacer el cepillado 

#1. Debes hacerlo antes de bañarte, de preferencia por las mañanas para que tu piel esté completamente seca.

#2. Comienza cepillando de los pies hacia arriba con movimientos circulares, pasa por todas tus piernas. Estarás eliminando la primer capa de tu piel como si estuvieses exfoliando y además mejorarás la circulación y el drenaje linfático, adelgazando el grosor de tus venas evitando la aparición de várices y estrías.

#3. No olvides evitar ejercer mucha presión, sobre todo si tu piel es muy delicada

#4. Sube hacia el área del abdomen y con los movimientos circulares cepilla suavemente. Ayudará a mejorar tu digestión y evitar el estreñimiento.

#5. Sube suavemente hacia el área del cuello, pero evita cepillar áreas sensibles como los senos, incluso puedes cepillar los brazos si deseas mejorar su apariencia y circulación, sobre todo en la parte trasera.

#6. Al terminar, no olvides hidratar tu piel con cremas o aceites al salir del baño. Esta técnica se recomienda repetir dos veces a la semana dependiendo la reacción de tu piel, sobre todo si es muy sensible. Intenta comenzar con un cepillo suave e identifica la intensidad de los movimientos.