Uno de los productos más importantes de nuestro maquillaje es la máscara de pestañas. He aquí una información que te puede ayudar:

Una vez hayas abierto tu máscara de pestaña, debes utilizarla en el transcurso de tres meses y después botarla.
De esta manera evitas bacterias dañinas para tus ojos.
No la bombees en exceso, ya que al hacerlo le entra oxígeno y se puede secar prematuramente.
Aplícala desde la raíz de las pestañas hacia la punta.
No te concentres solamente en las puntas .
Haz movimientos verticales hacia arriba y hacia a los lados , tipo zigzag. De esta manera logras un efecto tridimensional.
Aplica máximo dos capas. Así evitarás los grumos que no se ven bien.
Dobla el palo del aplicador justo antes del cepillo para que usarla sea aún más fácil.
Cuando vayas a aplicarla mira hacia abajo y de esa forma no mancharás el párpado fijo superior.