¿Quién no conoció las increíbles historias de  ‘Mafalda’? Ayer celebrábamos un nuevo aniversario de la creación de Mafalda, pero hoy nos toca despedir al gigante de Quinto, que murió a sus 88 años, creador oficial de este gran icono.

Su legado sigue resonando con la misma ácida y tierna voz de los años 60 este gran éxito que marco vidas y sigue, se público  el 29 de septiembre de 1964 por primera vez, con la simpática figura de una niña inconforme, que se resistía a ser adulta y a entender el mundo según las explicaciones que se daban por sentado.

 Si Mafalda sigue conquistando muchos lectores es, simplemente, porque las preguntas que se hacía nunca quedaron resueltas.

Joaquín Salvador Lavado, Quino, es su padre. El dibujante, nacido en 1932, la creó 1962 para un anuncio de electrodomésticos que nunca se publicó. Pronto, Mafalda se convertiría en la figura ineludible del cómic latinoamericano con su ácida y siempre graciosa mirada de la realidad.

Mafalda  es una chica sencilla, de clase media. Su papá vende seguros y su mamá dejó de estudiar para casarse y tener hijos. Son la familia modelo: lo normal, común y corriente. Esa es la marca de Quino: hablar de lo que podemos ver todos los días.

Mafalda trasciende más allá de lo que los lectores pueden ver, no sé ustedes pero esto a marcado una generación y revela tantas cosas, uno se ríe mucho, pero queda con un malestar en el corazón, no solo nos deja un buen recuerdo, también un buen aprendizaje.

“Mafalda representa un paradigma que se contrapone a un mundo al cual los adultos han maltratado”. Armando Rodríguez Ballesteros.