Esa utopía de la figura perfecta ha venido cambiando con el paso de los años.

Y lo que hoy se considera una “mujer bella”, hace unas décadas no era así

 

 

Recomendamos:

Razones científicas para amarte a ti mismo

La meditación como arma ante la depresión y la ansiedad

¿Quieres mantenerte joven? Come chocolate