Si creías que servías bien tu cerveza, estás equivocado.

Evitar que se forme la capa de espuma sobre la bebida, lo que hace es restarle sabor y hacer que el gas se contenga dentro de la bebida, haciendo que cuando pase a tu estómago, se hinche y te sientas “gordo”.

 

Recomendamos:

La cerveza sí mejora el desempeño sexual

Cerveza, el mejor tratamiento para tu cabello y piel

Dieta y ejercicio, bases de la medicina antienjevecimiento