Esther Jenner lamentó que su hijo Bruce, ahora Caitlyn, haya accedido a participar en el “reality” Keeping up with the Kardashians, junto con su familia, pues lo hicieron ver como un hombre débil y pusilánime.

En opinión de Esther, la producción televisiva carecía de argumento y contenido, y además se empeñaba en mostrar a su hijo como una persona sin voz en su propio hogar.

“Lo hizo quedar como un hombre débil y pusilánime. No me importa reconocer que no era una admiradora de ese programa: no había ningún tipo de argumento y jamás comprenderé por qué tuvo tanto éxito. Supongo que aún lo tiene”, dijo.

Foto: internet

En 1992, Bruce se casó con Kris Jenner, matrimonio en el que tuvo dos hijas, Kendall Nicole y Kylie Kristen, y adoptó a los cuatro que Kris tenía de una relación anterior (Kourtney Kardashian, Kim Kardashian, Khloé Kardashian y Rob Kardashian). La pareja se separó en 2015.

Para ella, confesó, fue difícil ver encasillado de esa manera a su hijo, quien en septiembre de 2015 cambió legalmente su nombre a Caitlyn Marie Jenner y su género a femenino.

“Para mí no es una celebridad, es mi niño. Resulta muy complicado, pero en el fondo soy igual que cualquier otra madre, y quiero a mis hijos”, comentó.

Foto: internet

Esther, quien ha apoyado de manera incondicional a Caitlyn desde que inició su transición, reconoció que a veces se equivoca y utiliza los pronombres incorrectos para referirse a ella, algo que el exdeportista entiende y no le molesta. “No es algo que ella eligiera, es una condición que comienza cuando te encuentras todavía en el vientre de tu madre”, añadió.

Foto: internet

Caitlyn participó en más de 500 episodios del reality Keeping up with the Kardashians, como Bruce, y actualmente participa en I’m a Celebrity …Get Me out of Here, un reality en medio de la selva que pone a prueba la resistencia física de sus protagonistas.