Es muy torturador pensar que vamos a acabar el año pero no de la mejor manera. Debo de reconocer que han sido unos meses bastante difíciles para todos, empezando por la cuarentena, el caos en la ciudad, el bajo desempleo, etc. Aunque si somos honestos creo ha sido una prueba de vida para muchos y la forma en que mantenido nuestra vida día a día, pero todavía tenemos tiempo de modificar las cosas.

Termina este año con estos propósitos

1. LA LEY DEL SURFISTA

Plantearse propósitos realistas, menos ambiciosos y que sean alcanzables. Hay que tomarse la vida como venga, y para esto debemos aplicar la ley del surfista. Ellos no hacen planes, observan el mar y sortean las olas como vienen. No te pongas metas muy exigentes, mejor deja que al vida fluya a su ritmo.

2. DEJA DE DESENTERRAR MUERTOS

El pasado no tiene nada de nuevo que ofrecerte, así que deja de voltear hacia él. Seguir enfocada en lo que ya fue es como manejar un carro viendo hacia atrás, ¡te vas a estrellar! Frente a ti hay un mundo con nuevos caminos que recorrer. Por favor, borra los contactos que ya no sirven, en primer lugar del teléfono de tu ex y ese chico para el cual siempre eres la última opción. Elimina de tu vida a las personas que no están para que ocupen un centímetro más de tu espacio vital.

3. DEJA DE STALKEAR

Cierra el año dándole unfollow y bloqueando a todas las personas que se provocan conflicto en tu vida. Sigue a la gente que te inspira a creerte las vidas perfectas de los demás en redes sociales. En mentira, recuerda que ahí solemos mostrar lo mejor de nosotros. Deja de compararte con esas personas, y si te causan depresión, ¡bórralos!

4. AGRADECIMIENTO

Cuando te estás moviendo en la frecuencia vibratorio del agradecimiento, las cosas definitivamente cambiarán para ti.

5. BYE, QUEJAS

Quejarte y lamentarte son señales de baja autoestima, además que genera una vibra negativa en tu vida. Si lo repites todo el tiempo, terminas por creértelo. Elimina todo lo negativo de tu vocabulario y las cosas fluirán mejor para ti.

6. UN TÉ DE FE

Las cosas no siempre serán como tú quieres, sino como deben ser. Fluye con la vida, quita el freno de mano que has estado poniendo y deja que todo tome su curso.