Si eres un foodie, y, más concretamente, si eres un amante de las burgers, tienes que probar las que te proponemos.

Hace tiempo que “hamburguesa” ha dejado de ser sinónimo de “comida basura”. Muchos chefs han convertido este bocado en un auténtico plato gourmet para paladares exigentes. Si eres un foodie, y, más concretamente, si eres un amante de las burgers, tienes que probar estas. Dicen que son las mejores del mundo.

Las de Alfredo’s Barbacoa son consideradas por los usuarios y críticos las mejores de Madrid. La base del Super Alfredo’s burger está compuesta por 250 gramos de carne cebón con patatas y ensalada de col, pero tienes que elegir entre hasta ocho opciones diferentes: con mozarella, con cebolla a la parrilla, con bacon, o con salsa BBQ. La carne está hecha siempre a la parrilla y al auténtico estilo americano: poco pan y mucha carne. Tiene tres establecimientos en la capital. Aconsejamos reservar antes.

También en Madrid se encuentra la Home Burger Bar, que abrió sus puertas en 2007 con un propósito: demostrar que una hamburguesa sana y de calidad es posible. La carne procede de ganadería 100% ecológica y certificada de la sierra de Ávila. Pan ecológico, verduras frescas y una responsabilidad social muy arraigada: reciclan todos sus materiales y envases. A día de hoy ya hay cuatro Home Burger Bar. Tienes una carta amplia, pero mejor vete a por las hamburguesas gourmet, como la Caprichosa: mermelada de cebolla y queso brie.

ambién en Madrid se encuentra la Home Burger Bar, que abrió sus puertas en 2007 con un propósito: demostrar que una hamburguesa sana y de calidad es posible. La carne procede de ganadería 100% ecológica y certificada de la sierra de Ávila. Pan ecológico, verduras frescas y una responsabilidad social muy arraigada: reciclan todos sus materiales y envases. A día de hoy ya hay cuatro Home Burger Bar. Tienes una carta amplia, pero mejor vete a por las hamburguesas gourmet, como la Caprichosa: mermelada de cebolla y queso brie.

Pan Comido, en México DF. En este establecimiento vegetariano, un antiguo respaldo de cuna se convierte en una mesa individual y una vieja puerta de madera, en la barra. La elección del mobiliario quiere acompañar al concepto de este restaurante: pensar en la naturaleza. Una filosofía ligada al “eres lo que comes”. Pan Comido demuestra que el menú vegetariano puede ser igual de divertido y contundente. Lo mejor es que pruebes su hamburguesa de portobello a la plancha con queso provolone gratinado. Tienes otra hecha de frijoles y soja, con setas y queso manchego.

The Killer Rock Burger, también en México. Esta vez tendrás que viajar hasta San Luís Potosí, en el centro del país. Está escondido en un pequeño barrio llamado Balcones del Valle, y tiene las mejores mezclas que se hayan hecho con una hamburguesa casera. Por ejemplo, la Hipster, con carne de vaca, champiñones y mango. También puedes probar la Hard Rock: doble de carne, queso y chile.

En el barrio judío de París, Le Marais, está el Schwartz’s Burger, una hamburguesería al estilo dinner de la década de los 50. Catorce hamburguesas para todos los paladares. Burgers de pollo, de ternera e incluso de pescado. Para vegetarianos: la hamburguesa de aguacate es vuestra opción.

Boom Burger, en Londres, es una hamburguesería jamaicana por la que tienes que pasarte si eres amante de este plato. La que seguro tienes que probar es la hamburguesa que lleva su mismo nombre, la Boom Burger, con queso y mermelada de bacon. Está situada en el Portobello Road y puede que tengas que hacer cola para entrar.

En Londres también se encuentra Patty & Bun, un establecimiento que tuvo sus comienzos en una furgoneta Grumman Olson Kurbmaster llamada Shirley. En su vida anterior fue utilizado para transportar equipo en el aeropuerto de Los Ángeles. Ahora tiene cinco establecimientos y entre sus especialidades se encuentr la Smokey Robinson, con cebolla caramelizada, lechuga, bacon, mucho queso fundido y mayonesa.