Las mujeres a menudo sentimos la necesidad de manifestar lo que tenemos dentro de nosotras, y la feminidad es una de esas cualidades por la que algunas reniegan y otras  simplemente fluyen en sinfonía con ella. La buena noticia es que si tú estás buscando reconectar con ella, no necesitas de grandes fórmulas, porque todas por el hecho en sí de ser mujer, llevamos dentro  la energía femenina, como cuando hablo de estilo; forma parte del ADN de cada una.

1- HONRA TU CICLO

Las mujeres somos cíclicas, a través de nuestro ciclo podemos transitar diversas energías. Fluir con ellas y dejar ir lo que nos ha pasado durante el mes es aprovechar para mirar que debo dejar ir para dar el siguiente paso en la vida. Respetar tus ciclos, tus ritmos y abrazarlos te hará sentirte una gran DIOSA.

El objetivo aquí es que ames tu cuerpo y estés orgullosa de lo que implica ser mujer. Porque al final somos dadoras de vida, de proyectos, de ideas, porque es parte de nuestra energía.

2- ACEPTA LA MUJER QUE ERES

Si no te puedes mirar, no te reconoces. Entonces sucedes que te desconectas de ti. Debes ver quién eres, y gustarte en el espejo. Cada detalle de ti, es una oportunidad de hacer brillar tu belleza interior.

Tener conciencia de tu propio cuerpo y el contacto con tus emociones te ayudará a establecer un equilibrio.

3- EXPLORA TU SEXUALIDAD

Hay muchas formas de nutrir y expresar nuestra sexualidad. El cuerpo femenino es un paraíso de sensaciones. Danzar, cantar, escribir, cocinar, escuchar, todo lo que reviva nuestros sentidos también nos genera una experiencia sexual. Nuestra sensualidad y erotismo femenino se expresan de manera cambiante, navegar nuestra creatividad para manifestarte auténtica y fiel a ti misma a tus deseos.

Te propongo que ahora te dejes llevar y bailes. Seguir el ritmo de la música incrementará tu conocimiento de tu propio cuerpo y de su capacidad para expresar tus emociones internas. Mientras estés bailando siéntete sexy.