Los sismos no son algo ajeno para los residentes de nuestro país, en México confluyen cinco placas tectónicas por lo que es un país altamente sísmico. Tras los trágicos eventos ocurridos en nuestro país, la mayoría de las familias mexicanas optan por estar preparadas en caso de un terremoto.

A continuación te diremos nuestras recomendaciones para prepararte en caso de sismo.

Botiquín de primeros auxilios

Es preferible almacenar todos tus artículos de primeros auxilios en una caja fácil de cargar y que se encuentre protegida del agua. Es necesario revisar constantemente el contenido y caducidad de las medicinas.

Medicinas:

  • Desinfectante de heridas.
  • Antibiótico en unguento.
  • Toallas de alcohol empaquetadas individualmente.
  • Analgésicos.
  • Medicina para la diarrea.
  • Bebidas hidratantes en polvo o liquidas o sobres de suero oral
  • Gotas para los ojos.
  • Antihistamínicos de venta libre para aliviar o prevenir síntomas de alergia,
  • Vendajes
  • Vendas y gasas de diferentes tamaños.
  • Algodones.
  • Cintas adhesivas.

Otros artículos

  • Libro de primeros auxilios.
  • Tijeras.
  • Pinzas.
  • Termómetro.
  • Barra de jabón.
  • Pañuelos de papel.
  • Pomada o loción protectora contra el Sol.
  • Vasos de papel.
  • Cuchillo de bolsillo.
  • Bolsas de plástico.
  • Hilo y agujas.
  • Toallas sanitarias.

Artículos para su seguridad y comodidad

  • Zapatos gruesos
  • Guantes (gruesos y durables para limpiar escombros).
  • Velas.
  • Cerillos.
  • Ropa para cambiarse.
  • Cuchillo.
  • Tienda de campaña.
  • Sábanas o bolsas de dormir 
  • Radio y linterna portátil (para este es necesario checar constantemente el estado de las baterías).
  • LenteS
  • Extintor
  • Alimentos y agua para los animales caseros.
  • Papel de baño.
  • Dinero en efectivo.
  • Llaves del auto y vivienda

Alimentos:

  • Comida enlatada
  • Paquetes de galletas de agua
  • Agua embotellada sin gas
  • Chocolate en barra

Documentos personales

  • Actas de nacimiento e identificaciones oficiales
  • Escrituras de tus propiedades. 
  • Cuentas de ahorro e inversión.
  • Seguros: de vida, atención médica, daños a tus propiedad y autos.
  • Facturas de autos y otros bienes de valor con los que cuentes.
  • Testamento.
  • Documento de voluntad anticipada.
Foto: Capital Digital