El sexo es súper saludable para tu mente y cuerpo, pero lamentablemente también podría ser la causa de tus imperfecciones. Sabemos que el acné es multifactorial. Básicamente cualquier contacto entre genitales (de cualquier género) no te dará acné. Sin embargo, ciertos aspectos del sexo sí.

1. Sudor

Cualquier actividad física puede hacer que sudes, pero el sexo es especialmente vigoroso. El sudor en sí no produce acné, pero éste se combina con maquillaje, bacterias, aceites y otras impurezas.

Si no te limpias la cara, esta mezcla puede meterse en tus poros y causar imperfecciones.

TIP: Lo mejor es que limpies tu cara antes y después de tener una ?hot session?. Si tienes imperfecciones en el resto del cuerpo, lo ideal será que tomes un baño después de cada encuentro.

 

2. Vello facial

Sabemos lo locas que nos vuelven las barbas, pero antes de enamorarte perdidamente, tienes que saber lo que conlleva. Mientras tu rostro suave roza con el suyo lleno de vello, se está causando una fricción e irritación que estimula la producción de aceite.

El exceso de este aceite se combina con células muertas, y esta mezcla puede tapar tus poros, generando imperfecciones.

TIP: Pídele a tu galán que cuide, lave y recorte
su barba, para que ésta no guarde tantas bacterias. También puedes evitar el roce con su barba probando nuevas posiciones sexuales que no requieran contacto con su rostro.

 

3. Sábanas sucias

Si el cuarto de tu galán o el tuyo está lleno de bolsas de frituras o ropa sucia por todos lados, debes de saber que es muy probable que sus sábanas no estén tan limpias como deberían.

En las sábanas se acumulan células muertas, fluidos, bacterias y muchas cosas más. En conjunto puede meterse a tus poros, y sí, adivinaste, pueden formar imperfecciones.

TIP: Si pasan casi la misma cantidad de tiempo en su cama y en la tuya, dividanse la responsabilidad de lavar sus sábanas mínimo 2 veces a la semana.

 

4. Productos para el pelo

Durante el sexo, muchas partes del cuerpo se friccionan entre sí, entre ellas el pelo. Algunos productos para el pelo pueden ser los culpables.

Los productos y el sudor se combinan, y estos entrar en contacto con tu piel, tapando los poros.

TIP: Tienes que estar al pendiente de los productos que usas y de qué están hechos. Algunos químicos como el silicón, son súper dañinos para tu piel.

Los productos que tienen base de alcohol pueden secar tu piel, mientras que los que están basados en aceite, pueden bloquear tus poros.

Analiza tu piel y define qué tipos de productos son los mejores para ti.

 

5. Aceites para masaje

Si eres propensa a tener acné, los aceites de masaje entrando en contacto con tu piel pueden detonar las imperfecciones en tu piel en partes como la espalda, el rostro y el pecho.

TIP: Utiliza productos naturales, como el aceite de coco, estos evitan que los poros se bloqueen tanto.

 

6. Control hormonal

Cuando de acné se trata, los anticonceptivos podrían ser la causa. Los controles anticonceptivos pueden hacer maravillas en algunas y afectar a otras como nunca.

Todo tiene que ver con las hormonas que liberan y cómo reacciona tu cuerpo ante ellas.

TIP: Analiza todo lo que haces para cuidar tu piel. Después de descartar cualquier otra causa y justo cuando acabas de cambiar de control anticonceptivo, podría ser tiempo de visitar a tu ginecólogo.