Este lunes 24 de febrero, Weinstein fue hallado culpable de dos de los cargos de los que se le acusaba: delito sexual en primer grado (sexo oral forzado) a la ayudante de producción Mimi Haleyi y violación en tercer grado a la actriz Jessica Mann. Puede pagar una pena de hasta 29 años, pero aún tiene pendiente un juicio en Los Ángeles por dos presuntas agresiones sexuales cometidas en febrero de 2013.

El juez James Burke ordenó que le productor fuera trasladado inmediatamente a la cárcel de Rikers Island. Aunque cuando iba de camino al centro penitenciario, este fue redirigido al Hospital Bellevue de Nueva York debido a un dolor en el pecho y aparentes palpitaciones cardíacas. Su abogada Donna Rotunno dijo que se encontraba bien.

Recordemos que fue en octubre de 2017 cuando The New York Tomes y The New Yorker realizaron investigación periodísticas que detallaban los abusos sexuales cometidos por el productor de Hollywood, a decenas de mujeres. Desató una respuesta inmediata en redes sociales donde víctimas de agresiones sexuales alrededor del mundo crearon conciencia dando origen al movimiento #MeToo.

Harvey Weinstein se enfrenta a una condena de entre 5 a 25 años por el cargo de agresión sexual en primer grado y entre 18 meses a 4 años por la violación en tercer grado. El productor debe esperar a su próximo juicio en Los Ángeles.