REDACCIÓN

¿Qué se puede hacer cuando la voluntad flaquea? Existen consejos que pueden originar una lista de cómo manejar la voluntad, algo tan voluble y volátil que desaparece rápidamente y que genera el pretexto principal del ser humano para no concluir alguna meta planteada.

¡Motivación!

Es importante que la meta entusiasme a la persona. Debe ser realista y alcanzable. Entregarse con alegría y actitud es la primera regla para iniciar el recorrido.

Evaluar hábitos

La falta de control en los impulsos puede afectar negativamente en el andar del proceso. Determinar en qué área se podría mejorar, por ejemplo, si es que resulta difícil tener fuerza de voluntad en lo que respecta a la comida, pensar en que el exceso de carbohidratos y azúcares afectan la salud y la calidad de vida en general.

Corto plazo

Fijarse metas a corto plazo es una de las mejores maneras de avanzar hacia la meta final. Éstas deben ser específicas y medibles. Por ejemplo, si se desea ahorrar 5 mil pesos, se podría pactar la primera meta a corto plazo al ahorrar los primeros 500 pesos. Para ello, se deben limitar algunas compras.

Panorama general

Entrenarse para fortalecer la voluntad es estar dispuesto a sacrificar el deseo por obtener una gratificación instantánea por el bien de una recompensa a largo plazo.

Recompensas

Un sistema de motivación no cambiará la fuerza de voluntad a largo plazo, pero ayudará a colocarse en el camino de éxito. Existirá una recompensa final, pero sería eficaz que haya recompensas más pequeñas por cada meta a corto plazo que se cumpla. La perseverancia es el alma de la voluntad.