Todas estamos un poco desesperadas porque al estar encerradas en casa, nuestra piel ya empieza a lucir deshidratada y hasta seca. Por eso es muy importante que cuides desde lo que comes, lo que te pones y hasta tu rutina, debes de abrir tus ventanas y darte baños de sol.

¿POR QUÉ BAÑOS DE SOL?

Nuestro cuerpo necesita vitamina D porque sintetiza el calcio para que nuestros huesos estén fuertes, evita la diabetes, mejora el estado de animo y reduce riesgo de enfermedades del corazón. Ahora, en la piel los beneficios que tiene es que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, ya que un estudio descubrió que las personas que tienen menor nivel de vitamina D en sus organismo son 5 años más de envejecimiento.

También se descubrió que las personas con acné, rosácea, psoriasis, alopecia, vitiligo o dermatitis atópica el nivel que tienen de vitamina D es muy bajo a comparación de las personas que no los tienen.

Ahora, nade las fuentes más grandes para tener tu vitamina D del día son los baños de sol, esto no quiere decir que te tengas que estar durante una hora bajo el sol, no, jamás, con tan solo que estés de 3 a 5 minutos y con bastante protector solar será la mejor opción.

UTILIZA PROTECTOR SOLAR

Siempre que te des baños de sol, recuerda ponerte protector solar, porque los rayos del sol no tienen perdón en tu piel y en vez de darte un beneficio, será todo lo contrario porque envejecerá tu piel más rápido de lo que crees.

Aunque todo el tiempo estés en tu casa, y solo abras la ventana para que te de un poco de sol ponte bloqueador solar, juro y perjuro que tu piel en unos años te lo agradecerá.