¿No te pasa que últimamente te falta meterle algo emocionante a tu vida? Estar en preocupados o estresado por lo que pasa en nuestra vida y en el mundo impide que perdamos esa emoción, por despertarnos todos los días.

Ya no puedes distinguir un Lunes de un Jueves, ni una semana de la otra. Todo se siente fatal y lo peor es que no sabes ni como empezar a salir.

BUSCA UNA CONEXIÓN EMOCIONANTE CON TU VIDA

 Busca tener una rutina

Poner el control de tu vida y disfrutarla, evita que te dejes llevar por las malas situaciones. Asegúrate de aprovechar cada segundo de tus días al máximo y que podrás cumplir con todas las actividades que tengas en el día, esto te generara  tranquilidad mental

Estás aburrida de la rutina

La vida es una cadena de pequeños momentos y si te enfocas en que cada uno de estos pequeños momentos valga la pena tu vida se hace emocionante. Si te sientes aburrida o fatigada, es porque sólo estás cumpliendo con las rutinas básicas y no estás planeando para disfrutar.

Piensa en la actitud que tienes cuando estás de viaje. Todo es nuevo e interesante, date ese tiempo de disfrutar tus mañanas, cuando camines por las calles, consiente tu paladar y sobre todo mantente abierta a actividades que no has atrevido a hacer, eso puede hacer que pases un buen momento.

Haz una pausa

Tómate una tarde para estar a solas y ve a un parque o un café que nunca hayas visitado (el cambio de ambiente te ayudará a pensar con claridad). Puedes llevar una libreta y apuntar cosaa que te hagan sentir mejor.

Busca nuevos retos que rompan con tu rutina

La clave para tener una retos y mantenerte en crecimiento. Cuando estás de vacaciones, se trata de saltar del paracaídas pero cuando estás en casa: es ir a platicar con el alguien que te encuentres por ahí y tener una conversación interesante.

Piensa en algunos desafíos o actividades divertidas que puedes realizar de manera constante y que ayudarás a solucionar la situación agobiante que estés enfrentando.