Las mujeres emprendedoras buscan el éxito y las industrias están llenas de empresarias que lo logran. En la industria del gaming, por ejemplo, más de 300 empresas han tenido directoras y ejecutivas que contribuyen al listado de mujeres prominentes de casinos y juegos en línea. La mujer tiene una alta capacidad para adaptarse al cambio y, por esta razón, cada vez son más las compañías que las eligen como líderes de proyectos. Si estás pensando en emprender o lograr una promoción, algunos consejos te ayudarán a convertirte en una empresaria exitosa.

Formación

El primer paso para emprender o llegar a un puesto importante dentro de una compañía es preocuparte por tu formación. Más allá de la carrera universitaria que hayas elegido, debes desarrollar algunas habilidades que te permitirán desenvolverte correctamente en el ámbito profesional. Por un lado, el manejo digital es fundamental y, para poder alcanzar el éxito, deberás ser competente en el uso de herramientas y recursos tecnológicos que van desde procesadores de texto hasta programas de edición de video, dependiendo de tu área de ocupación. Por otro lado, debes demostrar tu capacidad de liderazgo en todo momento. Tener éxito empresarial significa estar adelante de un equipo de trabajo que sea capaz de cumplir con las directivas que propongas. Conducir a un equipo no es fácil si no estás preparada para hacerlo y, por lo tanto, deberás adquirir las competencias necesarias para guiarlo adecuadamente. Por último, reúnete con otras personas dentro de tu misma área y aprende lo más que puedas de ellos; poner en práctica los consejos que les han resultado valiosos a otras personas es fundamental para tener éxito.

Características

Si bien cada mujer es diferente, las que tienen éxito comparten una serie de características comunes. Por supuesto, aquellas que se destaquen por algún rasgo de su personalidad llegarán muy lejos, pero sin estas cualidades el camino tendrá más obstáculos.

  • Independencia: La independencia es clave para lograr el éxito. Tener confianza en nuestras ideas o en lo que queremos lograr es primordial. Poder alcanzarlo por nuestros propios medios sin depender de otros marcará la diferencia.
  • Constancia: Trabajar arduamente y no desanimarse frente a las adversidades ayuda a mantener la constancia en lo que queremos hacer. Si te das por vencida, nadie podrá ayudarte a alcanzar tus objetivos.
  • Buen juicio: Reconocer una buena oportunidad y saber aprovecharla en nuestro beneficio requiere un buen juicio. De lo contrario, será muy difícil tomar decisiones acertadas cuando el tiempo apremie.
  • Adaptabilidad: El mundo de los negocios cambia contantemente y la capacidad de adaptarse a estos cambios determinará si las decisiones que tomamos son acertadas.

Las mujeres exitosas abundan en el mundo empresarial y convertirte en una de ellas requiere, principalmente, la formación adecuada. Por otro lado, más allá de la personalidad de cada una, todas ellas comparten algunas características que han contribuido al éxito. Así, la independencia, la constancia, el buen juicio y la adaptabilidad son clave al momento de convertirte en una empresaria exitosa.