¡Mantente sana!

Bebe un vaso de agua por la mañana y haz ejercicio a diario, aparte de que es una idea muy buena para mantenerte activa en tu día podrás notar los cambios. El ejercicio estimula muchos los sentidos y en gran parte suelta endorfinas que nos permiten sentir felicidad, alegría y hasta aveces euforia. funcionando además como un analgésico natural, ya que reduce el sentimiento de dolor, la ansiedad y el estrés

 

¡Sigue aprendiendo!

Lee, busca y navega por Internet y no dejes de pasar por alto las ideas. Intenta que tus pensamientos crezcan alimenta tú mente, leyendo un libro, viendo algo nuevo, aprendiendo algo nuevo que realmente disfrutes y aprendas.

 

¡Planifica tú día!

Haz una lista de 3 tareas, tómate 10 minutos de reflexión y evalúate. Hacer esto hará que te sientas mucho más organizada con lo que hacen a lo largo del día. Reflexionar sobre lo que haces en tú vida hará que te centres en lo que haces o quieres hacer, hacia donde vas o que nuevas metas quieres realizar.

 

¡Céntrate en lo que te hace feliz!

Disfruta tus cosas favoritas y expresa gratitud. Recuerda que pasar tiempo contigo y disfrutar lo que haces es parte vital del ser humano, descansar relajarte y tomar energía para vibrar bien contigo.