Sabemos que cuando nuestro bebé empieza a crecer, una de las cosas que más nos preocupa es alimentarlo bien y hoy te traemos unos consejos para que esta etapa sea plena y feliz.

Mezcla 4 cucharadas de leche materna o de fórmula, con una cucharadita de cereal, elige el que sea rico el hierro, elemento importante para que tu bebé se desarrolle muy bien. Hay que hacer las papillas aguadas y poco a poco conforme el bebé vaya aceptando el alimento hazlo más sólido.

Hay que sentar a tu bebé muy bien en su sillita, si ya está en edad, sino acomódalo en cojines para que este inclinado hacia adelante, para evitar que se ahogue con los alimentos.

Para que el bebé acepte esta nueva comida, debes de enseñarle la papilla, y habla con él explicando cómo debe de abrir su boquita.

Sabemos que los bebés aprenden experimentando y tocando todo a su alrededor, pues con la comida es igual, deja que toque la papilla, que la pueda oler, que sienta como está hecha, no importa que se ensucie es parte de su aprendizaje.

Debes de observar cómo va asimilando las papillas, si no tiene problemas de diarrea o estreñimiento, si no le ha provocado ninguna reacción a su nueva forma de comida.