La sandía es una de las frutas más ricas y con muchísimos beneficios para tu salud. Conoce todos los plus que desconocías de esta jugosa joya natural y asegúrate de convertirla parte de tu dieta diaria para tener una vida más sana.

BENEFICIOS

#1 Aliada para bajar la grasa corporal

La sandía es una de las frutas que ayuda a reducir la acomulación de grasa en el cuerpo, gracias a la citrulina, el aminoácido que disminuye la producción de tejido graso en las “células grasas”. También es un excelente diurético natural que aumenta el flujo de orina, por lo que protege a los riñones.

#2 Snack de bajo valor calórico

La sandía se compone 93% de agua, ninguna otra fruta posee esa cantidad, gracias a ello su valor calórico apenas alcanza las 20 calorías por 100 gramos. Así que si estás en un riguroso plan alimenticio, ya sabes quién será tu mejor amiga.

#3 Cuida de tu corazón

¡Sí, leíste bien! La sandía puede cuidar de tu corazón pero no sanar el corazón roto; gracias su riqueza de  L-citrulina, el aminoácido que ayuda a producir suficiente óxido nítrico,  mantiene la elasticidad de las arterias y los vasos sanguíneos, por lo que no serás propensa a enfermedades cardiacas.

#4 Previene el cáncer

Esta fruta es rica en licopeno, el pigmento que le da color, también famosos por ser antioxidante. Este compuesto protege a las células  contra varios tipos de cáncer como el de útero, mama y pulmón, por lo que te conviene sumarla a tu dieta sandía.

#5 Potencia sexual

Su tu pareja está teniendo dificultades a la hora de la pasión, seguramente no ha comido suficiente sandía. Esta fruta posee fitonutrientes que relajan los vasos sanguíneos, por lo que una rebanada tiene un efectos similares a los del viagra, además aumenta el deseo sexual.

#6 Amiga de tu piel

La sandía es rica en vitaminas  A y C, por lo que ayuda a reducir las manchas de la piel, minimizar la irritación y presumir un bronceado natural. También es antioxidante, gracias a su alto contenido de agua y fibra, que dan una apariencia reluciente a tu rostro.