ARISBETH MARCELO

¿Recuerdas tu primer beso?

No hay persona que se resista a un beso. Hoy te voy a contar cómo dar el beso perfecto:

El aseo. Besar es imprescindible, así que no descuides por nada del mundo tu higiene bucal, lleva contigo por lo menos unas pastillas de menta.

Labios humectados. Unos labios secos nunca invitan a besar, procura humectar constantemente. Todas las noches ponte un poco de aceite de coco para suavizar. ¡Tus labios lucirán de envidia!

Tocar y acariciar. Antes de besar haz ligeros jugueteos con tu pareja; acaricia su cara o torso.

Ritmo. Ve poco a poco y suave para culminar con uno apasionado y acelerado.

La lengua. No metas tu lengua hasta su garganta, realiza movimientos sutiles.

Mordisqueo. No se trata de querer comer el labio de tu pareja, muerde suavemente.

Juego. Toca de manera tierna su cara.

Final. No termines bruscamente, disfruta cada momento y aléjate poco a poco, hazlo con una mirada y una caricia que los deje sin aliento.

AM