No importa si estás recién graduado o eres simplemente te quedaste sin trabajo, encontrar trabajo  es duro…pero no imposible. Y es que muchas veces parece que las empresas pretenden tener a un profesional tan joven como un recién graduado, pero el equivalente a 10 años de experiencia, 3 idiomas, dispuesto a empeñar el alma y que salte en pie por el salario mínimo.

Sin embargo muchas veces y en repetidas ocasiones el dar un paso atrás y analizar nuestro enfoqué antes de empezar a mandar solicitudes y aceptar ofertas, nos ayuda a tomar un ángulo diferente y puede darnos ese impulso de confianza que tanto necesitamos. Buscar un trabajo es en si mimo, un trabajo de tiempo completo y, desafortunadamente, por más experiencia que ganes no se hace más fácil a medida que envejeces.

Debes que considerar los siguientes consejos.

APRENDE A VENDERTE. Al tratar de encontrar trabajo deberás aprender a venderse ante un posible empleador, por lo que deberás empezar a pensar en todo aquello que podrías tener a favor, para descartar entre la multitud. Es importante tener en cuenta que para todo buen reclutador o gerente de recursos humanos, la forma en la que manejas tu proceso de solicitud de empleo, es un reflejo del tipo de empleado que serás.

Si no haces todo lo posible por impresionarlos en la etapa inicial del juego (solicitud y entrevista), tus oportunidades podrían bajar drásticamente.

DEFINE LO QUE BUSCAS: Antes de encontrar trabajo, dedícate un tiempo a reflexionar sobre tus razones. ¿Te gustaría ganar experiencia laboral? Si ya tienes experiencia, ¿estás interesado en hacer el mismo trabajo para un empleador diferente? ¿Quieres mayor flexibilidad?

Cada una de estas circunstancias presente una forma diferente en la que deberías empezar a filtrar las oportunidades para encontrar el trabajo que realmente deseas.

CREA UNA LISTA DE EMPRESAS EN LAS QUE TE GUSTARÍA TRABAJAR: Te recomiendo empezar a investigar un poco sobre las principales compañías de cada unos de los sectores de tú interés, así como aquellas no tan conocidas que están haciendo noticia de forma positiva. Puedes revisar diferentes perfiles de bolsa de trabajo, enviar tu hoja de vida y registrarte para recibir notificaciones por correo electrónico.

APÓYATE DE LAS PLATAFORMAS Y COMUNIDADES EN LINEA: Crea tu perfil en plataformas como redes profesionales como Linkedin y únete a grupos de facebook sobre las industrias que te interesan. La idea es que comiences a construir tu reputación en un red de networking y te mantengas al tanto de las últimas ofertas de trabajo.

PRUEBA CÓMO PASANTE: Esta es una opción particularmente buena si estás recién graduado o no tienes experiencia realizando el trabajo al que te gustaría aplicar. Si puedes permitirte estar un par de meses sin salario, obtener un poco de experiencia laboral antes de decidir si una determinada carrera es el camino correcto para ti, es una excelente idea.