Ya por fin es viernes y que mejor que reunirte con los amigos y consentirlos con una botana muy rica, nutritiva y lo mejor de todo muy fácil.

Los ingredientes que necesitamos son:

2 tazas de camarón grande limpios.

¼ de queso crema a temperatura ambiente.

½ taza de harina.

2 huevos batidos.

Pan molido.

10 palos para brochetas.

Sal y pimienta al gusto.

Aceite para freír.

Para la salsa que acompaña a los camarones necesitamos:

1 taza de tomate.

¼ de cebolla.

1 chile habanero.

Cilantro.

¼ taza de jugo de limón.

1 aguacate.

Sal y pimienta al gusto.

Vamos a limpiar los camarones, y los vas abrir con mucho cuidado por la parte de en medio y a rellenar con el queso crema, poner sal y pimienta al gusto.

Hay que empanizar los camarones pasando por harina, huevo y pan molido, pero para que queden bien empanizados y el queso no se salga al freírlos, pásalo dos veces por huevo y dos veces por pan molido. Y ensartar en las brochetas.

En un sartén con aceite caliente vas a freír a fuego medio las brochetas, hasta que tengan un color dorado, señal de que están listas, escurrir en papel absorbente.

Para la salsa, vamos asar el tomate, la cebolla y el chile habanero, una vez listos vamos a licuar los ingredientes asados junto con el cilantro, el jugo de limón y el aguacate hasta obtener una salsa uniforme.

Sirve los camarones con la salsa.