Hay lugares del cuerpo donde tenemos más sensibilidad y aunque muchas personas nieguen esto, está comprobado que estas zonas dan más ganas de jugar con tu pareja a la hora tener sexo.

  1. La clavícula.- La hendidura que está al centro da calor a la zona e intensifica la sensación.

  2.  Las orejas.- El borde de su oreja es la parte más y mordisquéala a todo lo largo con suavidad.

  3. El pecho.- Recórrelo con tus labios y juguetea con tu lengua trazando círculos alrededor de sus pezones. Luego, rózalos sutilmente con tus dientes.

  4. Los muslos.- Dale besos firmes en la parte interna, empezando encima de sus rodillas y continuando hacia donde su pierna se encuentra con su torso.

  5. El cuello.- Comienza con besos ligeros y sugerentes  arriba, abajo y a los lados (sentirá cosquillas). Acto seguido, regresa lentamente por el mismo camino.