Las vacaciones y fiestas decembrinas son días para celebrar, por desgracia el ritmo de vida actual nos lleva a subirnos al coche de manera abrupta sin medir las consecuencias, convirtiendo éste en uno de los períodos de descanso más mortíferos del año en cuanto a accidentes viales se refiere, de acuerdo al Consejo Nacional de la Prevención de Accidentes (Conapra).

Sólo en el Distrito Federal se dan unos mil 300 accidentes mensuales de enero a noviembre, mientras que en diciembre suben hasta mil 600 siniestros.

De ellos, el 70 por ciento se vinculan al consumo de alcohol y un 20 por ciento a factores como el exceso de velocidad.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) destacó que hasta 80% de los accidentes en carretera están relacionados con el conductor, 7 por ciento con el vehículo, 9 por ciento con causas naturales y 4 por ciento tienen que ver con el camino y que el índice de muertes ocurridas en choques se pueden disminuir si se toman las debidas precauciones.

Por ello emitió una serie de recomendaciones para este período vacacional:

1. No utilizar el celular al conducir, no consumir alcohol y/o drogas, respetar los límites de velocidad, revisar el auto y usar el cinturón de seguridad.

2. Viajar con un botiquín de primeros auxilios, un extinguidor y que todos los ocupantes del vehículo sepan usarlo, un paquete básico de herramientas y un mapa de carreteras.

3. Cuidado con el exceso de equipaje. Para evitar que éste se convierta en una amenaza es necesario un buen acomodo dentro del portaequipajes (cajuela) o bien, en la parrilla del vehículo. Lograr una carga equilibrada ayudará al conductor a mantener la estabilidad del coche, de acuerdo a la asociación de Automovilistas Europeos.

4. Viajar en compañía de menores puede convertirse en una tarea titánica, pero no imposible. Para ello es necesario planear la ruta antes de salir y elegir bien la hora de partida. De noche o madrugada los niños pasarán más parte del trayecto dormido. No llenes el auto de cachivaches, pero ten a la mano lo que puedas necesitar y si vas de día recurre a juegos en familia que no te distraigan de tu labor de conductor.

5. El Sistema de Retención Infantil (SRI) o sillitas infantiles para coche, junto con el cinturón de seguridad, reducen la probabilidad de morir en accidente de tráfico entre un 54 y un 80 por ciento en los niños más pequeños, y hasta en un 95 por ciento en lactantes, pero uno de cada tres no se coloca de forma correcta, reveló el último estudio sobre “Seguridad Infantil en el Automóvil” en España y Latinoamérica de la Fundación MAPFRE.

6. Ponerse al volante después de una noche de juerga, como una fiesta navideña, puede ser tan peligroso como conducir bajo los efectos del alcohol, según un estudio realizado por Ford para alertar sobre los posibles riesgos a los conductores. Según el portal ABC. es, los ingenieros de Ford pidieron un “traje de conducción con resaca” al Instituto Meyer Hentschel (Alemania) y comprobaron que, la “cruda” es un estado de debilidad en el que el conductor no se encuentra en pleno uso de todas sus facultades y se vuelve un riesgo para todos en la carretera.