Igual que cualquier deporte o disciplina, alcanzar orgasmos es cuestión de preparación, entrenamiento y por supuesto práctica.

En principio, debes saber que las mujeres experimentamos distintos tipos de orgasmo según el tipo de estimulación y la zona que se “trabaje”.

Con esto en mente y a manera de celebración del Día Mundial del Orgasmo Femenino (8 de agosto), te dejamos tres tipos de orgasmo que podemos experimentar y un valioso tip para poder alcanzarlo. ¡Que lo disfrutes!

ORGASMO VAGINAL

Aunque un alto porcentaje de mujeres no consigue el orgasmo por vía de la penetración, este es el orgasmo más conocido (y anhelado). La clave está en la estimulación del Punto G, sí, sí existe. Primero que nada ubícalo. Pídele a tu pareja que introduzca su dedo pegado a la pared interior y que lo mueva en movimientos constantes como si estuviera haciendo señal de “ven”. Poco a poco empezarás a sentir cómo crece el placer y a medida que vayas sintiendo, ve dirigiendo los movimientos de tu pareja hacia donde más placer te genere.

TIP: Nada como un buen preámbulo, pídele a tu pareja que te regale una buena sesión de sexo oral antes de la penetración.

ORGASMO CLITORIANO

Como su nombre lo indica, se consigue mediante la estimulación del clítoris. Resulta que por su gran cantidad de terminaciones nerviosas, el clítoris es como tu garantía para experimentar un orgasmo. Esta modalidad resulta mucho más placentera si no te limitas solo a estimular esta zona. Sola o en pareja: acaricia, masajea o saborea otras partes íntimas antes de llegar a este punto.

TIP: Prueba con un vibrador de anillo, ya sea durante tu autoexploración o para que lo use tu pareja, ayudará a que las sensaciones se multipliquen. ¡Feliz orgasmo!

ORGASMO MIXTO

Un orgasmo clitoriano y vaginal al mismo tiempo es la joya de la corona. La estimulación simultánea del clítoris y del “punto G” produce orgasmos de gran intensidad. Pídele a tu pareja que mientras te penetra, utilice sus dedos (bañados con lubricante) para estimular el clítoris con movimientos que acompañen a la penetración como en una sincronía de placer. No se frustren si no lo logran a la primera, como todo en la vida, suele ser cuestión de práctica, pero cuando lo condigan: ¡BUM!

TIP: Prepara lo necesario para un juego previo de campeonato. Entre más excitación y preparación más probable es que consigan el orgasmo combinado que toda mujer debe experimentar algún día en su vida.

¿Es verdad que el sexo adelgaza?

4 mitos sobre la masturbación (que deberías sacar de tu mente)

Beneficios de tener sexo con frecuencia