Una ciudad cargada de historia debido a que en ella se dieron algunos de los acontecimientos más importantes de nuestra nación, y a la par de ello la mezcla de lo moderno con lo antiguo, la urbanidad con lo tradicional, la convierten en una de las metrópolis más coloridas y concurridas por el turismo nacional e internacional, por ello los hoteles en Querétaro son bastos y de una excelente calidad.

Por ello si estás pensando en visitar el ombligo de México, más vale que tomes en cuenta los siguientes tips para que tu estancia sea más que grata y tengas ganas de regresar en ocasiones posteriores.

¿Cómo me preparo?

Si bien es cierto que esta ciudad tiene climas variados, la mayor parte del año las temperaturas oscilan entre los 22 y los 32 grados por lo que te recomendamos llevar ropa fresca y cómoda, ya que si quieres recorrer el centro histórico toma en cuenta que caminarás durante un buen rato por sus rústicas y hermosas calles.

Tampoco está demás que lleves algo de protector solar y un sombrero para evitar que los rayos del sol hagan de las suyas con tu piel.

Y si te consideras un hijo o hija de la madrugada amarás la capital queretana, puesto que cuenta con muchos centros nocturnos en los que la fiesta no para hasta el amanecer, así que prepara un outfit especial para esta ocasión.

¿Qué tan caro es?

A pesar de que este no sea un destino tropical ni cuente con zonas arqueológicas o naturales a la mano, tanto el hospedaje como la comida suelen ser un poco caros, pero si no te da pena preguntar con los lugareños y estás dispuesto a buscar, seguro que encuentras un lugar económico y rico.

Además los recorridos por lo puntos más emblemáticos oscilan entre los 90 y los 250 pesos, por lo que si planeas este gasto con suficiente anticipación no te costará trabajo desembolsarlos en el momento.

¿Qué lugares visitar?

El Cerro de las campanas.

En este enigmático espacio fue fusilado el segundo emperador de México impuesto por las coronas española, francesa e inglesa, haciendo oficial el derrocamiento de la monarquía y fortaleciendo el mandato de Benito Juárez como presidente de nuestro país. Pese a lo que se podría pensar, el nombre de este lugar se deriva del sonido que emiten sus rocas al chocar, por lo cual no te sorprendas si no encuentras campana alguna.

Templo de la Cruz

Con la construcción de este templo dio inicio la evangelización de la cultura chichimeca después de una larga batalla en contra de las tropas españolas. Según cuenta la leyenda, el apóstol Santiago enterró su cayado en frente en donde posteriormente se construyó el templo, y de este surgió un árbol que daba espinas en forma de cruz. Cuando visites este templo no olvides llevarte uno de estos recuerdos.

Los Arcos.

De una belleza sin igual, esta obra arquitectónica es símbolo de la innovación y evolución que ha tendido esta ciudad con el paso de los años. Dichos acueductos son considerados patrimonio cultural de nuestro país y un estandarte que muestran con orgullo los queretanos.

No lo pienses más,  atrévete a visitar la ciudad más hermosa y tranquila del centro del país y aparta tu hotel en Querétaro.