El actor de To All the Boys I’ve Loved Before aseguró que hasta hace algunos años, solía consumir drogas cotidianamente. Noah admitió haber probado TODAS las drogas desde los 17 hasta los 21, cuando se decidió por la sobriedad.

 

“No había mucho que no me metiera. Es decir, nunca me inyecte cosas, lo que es bueno. Pero fumé de todo. Estaba muy triste. Era una época oscura en mi vida. Yo y mis amigos tomábamos Molly (éxtasis) y hablábamos por horas para llegar hasta el fondo de algunas preguntas existenciales”.

 

Centineo además explicó que el ambiente de los chicos jóvenes en la industria del entretenimiento es bastante tóxico, demasiado trabajo y muchas cosas que te llevan por un mal camino.

 

“Hay como de 500 a 1000 niños que quieren llegar al éxito y salir de fiesta todas las noches”.

 

Al parecer el actor decidió renunciar a todas las sustancias el día antes de cumplir 21 años, fue una decisión que ya estaba en sus planes pero sin duda no era fácil para él, ahora dice que se encuentra mucho mejor y disfrutando de lo que hace.