Afortunadamente estamos en una época donde el emprendimiento es una de las virtudes de las nuevas generaciones de mexicanos, sabemos que existen muchas dificultades para desarrollar ideas o proyectos.

Es por ello que hemos buscado a un grupo de mujeres jóvenes que están empezando sus propios negocios o empresas y que quisieron compartir con todos nosotros cómo fue el proceso que están llevando para poder consolidarse.

En esta ocasión platicamos con Karen Chapa, quien es una diseñadora industrial que un día descubrió su amor por la joyería y decidió incursionar en este ámbito creando diseños únicos con un trasfondo que va más allá de sólo un simple accesorio.

“Anante” es el nombre de su joyería, un lugar en donde la pureza de lo auténtico cobra vida, un proyecto relativamente nuevo pero que tiene a Karen con mucha ilusión.

“Son diseños inspirados en la naturaleza, sumar elementos que a simple vista se puedan ver o no, como lo pueden ser las texturas de las hojas o tomar elementos de las plumas de las aves. Crear piezas de joyería versátiles que se puedan usar en cualquier situación, que tengan piezas preciosas o semi preciosas. Creo colecciones y piezas especiales muy orgánicas, llena de curvas y muy femeninas, piezas de joyería que marquen el estilo y la identidad de quien las porta. Soy la diseñadora, yo traigo la idea a la mesa y junto a mi equipo hacemos realidad las piezas”

Podemos apreciar lo importante que es para Karen la filosofía detrás de los diseños, para que puedan llevar un significado más emocional y sus clientes puedan tener un sentido de permanencia con dichas piezas únicas. Karen es una mujer que le gusta tener iniciativa y ver por los demás, con su joyería pretende dar oportunidades a más personas.

“Siempre he tenido la inquietud de hacer algo mío, hacer las cosas por mi cuenta y también siempre me ha gustado el diseño. Encontré la joyería y supe que es lo mío. Nació la idea de emprender porque como diseñadora tengo más libertad creativa, además de que me apasiona la idea de aprender de diferentes áreas para poder dar vida a un proyecto tan importante que puede llegar a ser trascendental. Sin mencionar de que Anante me da la oportunidad de crear oficios, crear empleos es algo importante para mí.”

El comienzo de este proyecto llego con una oportunidad que si bien fue un sacrificio en su momento le dejo grandes enseñanzas que servirían como base para lo que comenzó después.

“El año pasado conocí a un diseñador de modas y me invitó a participar con él en su pasarela, yo hice los diseños que estarían portando las modelos, fue súper padre porque en 2 meses hice 5 colecciones, es un reto impresionante. Fue desvelos, revisar que todo saliera bien, ser exigente, ha sido mi mayor reto y el que dio inicio a empezar este proyecto.“

Además participó y fue una de las finalistas en Diseña México, una plataforma donde diseñadores emergentes muestran su trabajo, donde ella presentó “Perenne”, y nos cuenta sobre esto.

“Así como las plantas que dan frutos más de una vez en su vida, estas piezas hablan de nuestros triunfos y de una visión positiva sobre las huellas que cada uno de nosotros deja, los diferentes escalones representan el crecimiento personal, mientras que los prismas representan aquellas acciones que marcan nuestros pasos.”

Las aspiraciones de Karen Chapa la llevan a pensar en la posibilidad de ampliarse para poder seguir llevando sus pensamientos a más lugares y que su joyería sea el medio para hacerlo.

“Somos pocas personas por el momento, pero la idea es lograr algo grande con un equipo multidisciplinario de trabajo y así llegar a diferentes puntos de ventas”

Con la pasión que Karen cuenta muchas mujeres se sienten identificadas es por ello que nos tiene un consejo a todas las mujeres que quieren iniciar con un proyecto como ella lo hizo.

“Aprovechar las oportunidades, las cosas nunca vienen fáciles, hay que ir por ellas, habrán muchos sacrificios, pero tienes que tener fe en lo que estás haciendo, si no aprovechas lo que se presenta, no sabes cuando vuelva a pasar, no puedes esperar a que alguien más lo haga por ti.”