Hace más de 22 años se presentó por primera vez en el teatro una historia que ha sido vista por más de 100 mil espectadores, el gran genio que da vida a esta obra es Odin Dupeyron, en la que la pregunta principal es ¿Qué se hace cuando la vida te presenta situaciones en las que aún no estás preparado?

La historia cuenta la como Lucas (Dupeyron) es un reconocido artista plástico que le renta un cuarto de su penthouse a su mejor amiga Inga (Blenher), quien supuestamente sólo se iba a quedar un par de semanas, pero que ya lleva instalada ahí, mucho más que eso. David (Ochmann / Alcántara / Alarcón), aunque es más joven que Lucas e Inga, también es un amigo entrañable que pasa demasiado tiempo en ese penthouse. Una noche, un acto de lo más natural pero inesperado, se transforma en un suceso fantástico que dará un vuelco a sus vidas, y por ello serán sometidos a la inspección de un Lord inglés (Couturier / Manzetti / Estevané) y de una severa asistente social (Rojas / Gazza), asignada por un juez especialista en casos poco ortodoxos.

Foto: Especial

Una obra que cuestiona el amor, la familia y los prejuicios de una sociedad que esta ante cambios a los que parece nunca está preparado y nada está bien.

Una puesta en escena para reír, llorar y salir con una perspectiva distinta ante la vida con el toque inigualable del talento mexicano que Odin Dupeyron da y entrega en cada una de sus obras.

Foto: Especial

Definitivamente una puesta en escena que nadie debería de perderse, la única condición después de verla, es no contar de qué trata en esencia la obra, dado que promete una experiencia única que cada individuo debe vivir.