Los niños más felices del mundo viven en Dinamarca, un país en el que desde 1973 es aplicado un modelo de educación basado en las condiciones básicas para que un niño sea feliz según los expertos.

Quienes además, proponen el método Parent, bajo ideas claves como los juegos, la empatía o el acompañamiento y los vínculos.

¿Qué te parece?

 

Recomendamos:

Regálales a tus hijos experiencias, no juguetes

Cosas a las que no debes renunciar por ser una madre que trabaja

Los malos consejos de paternidad que no debes seguir