Hay veces alejarse amorosamente de ese familiar tóxico que no quiere cambiar su actitud para mejorar con la convivencia del hogar, puede ser una de las mejores alternativas para seguir llevando una vida tranquila y en paz.

Recomendamos:

Cosas a las que no debes renunciar por ser una madre que trabaja

¿Una llamada de mamá puede calmarte los nervios?

Nunca es tarde para mejorar la relación con tus padres