Sabemos que nada detiene tu pasión por correr, por lo que este invierno te has puesto tus tenis todas las mañanas sin importar el frío de la temporada.

Sin embargo, debido a que el frío puede debilitar tu sistema respiratorio, es importante que en tus entrenamientos diarios te cubras con la ropa adecuada y te nutras para no enfermarte de un resfriado, gripe o tos.

Una manera sencilla de hacerlo es a través de los famosos jugos antigripales que todos conocemos y que nos proporcionan gran cantidad de vitaminas, especialmente la C.

Al preparar estos jugos, es importante que los alimentos no pierdan sus nutrientes en el licuado, pero que aun así se alcancen a mezclar adecuadamente.

Para lograr estos dos puntos en Liverpool encontrarás el Sistema de nutrición personal de Oster, ya que debido a su motor reversible que se detiene automáticamente a los 35 segundos, disminuye el tamaño de las partículas de los alimentos y maximiza la absorción de nutrientes.

 

Estos son algunos jugos antigripales que te sugerimos probar en esta temporada.

Piña, zanahoria y jengibre

Mezcla en el vaso de tu licuadora media taza de piña, medio plátano, media taza de zanahoria, un cuarto de cucharadita de cúrcuma en polvo y una cucharadita de jengibre fresco cortado en cubos. Agrega el agua que sea necesaria o cambia las cantidades de los ingredientes según tu gusto.

Esta mezcla de sabores te llenará de vitamina C y aumentará la producción de células que combaten las infecciones.

 

Naranja y guayaba

Para este jugo necesitarás una taza de jugo de naranja, dos limones, una fresa, dos guayabas y una taza de piña; para endulzar el jugo, agrega una cucharada de miel de abeja. Cuando lo licúes, agrega un poco de agua si quieres.

Los cítricos son especialmente conocidos por su alto contenido en vitamina C, mientras que las fresas contienen polifenoles, que poseen propiedades antimicrobianas.